Publicado el Deja un comentario

Budismo y sintoísmo

En Japón, budismo y sintoísmo conviven en perfecta armonía. No es raro ver un templo sintoísta justo al lado de otro budista.

Si bien esto ocurre a lo largo y ancho del país, donde se palpa una extraordinaria vibra es en Itsukujima (también conocida como Miyajima) en la prefectura de Hiroshima.
El gran Torii (pórtico sintoísta) que marca la frontera entre el mundo de los vivos y los espíritus nos saluda desde el mar y nos da la bienvenida a esta mágica isla.

Entre los lugares que recorrimos, tal vez Daisho-in sea uno de los puntos más interesantes a visitar: las 500 estatuas Rakan, las ruedas Mani, la cueva Henjokutsu con las figuras que representan los 88 templos budistas de la ruta de peregrinaje a Shikoku, entre otros.

Deja una respuesta