Publicado el Deja un comentario

Fin de año y año nuevo en Japón

El fin de año para los japoneses es muy importante o tal vez el momento más importante del año y es posible que la forma de concebirlo sea diferente.
Mientras en occidente estamos preocupados por qué vamos a comer, dónde o con quién lo vamos a festejar, en Japón tiene un tinte un poco más espiritual.

Oosoji (大掃除): Se realiza una gran limpieza del año. Días antes de que termine el año la familia se encarga de limpiar la casa para quitar la suciedad del año viejo y recibir el año nuevo en orden.

Toshikoshi soba (年越しそば): o «soba para pasar el año» se suele comer la noche del 31 de diciembre. En este plato los fideos soba son especialmente largos y delgados, por lo que se dice que al comerlo se tendrá una vida larga y próspera.

Mandar postales de año nuevo – Nengajo (年賀状) : es muy común enviar postales a las amistades, clientes y familiares en esta fecha. Generalmente las mismas vienen con motivo del animal que representa el nuevo año. El 2018 es el año del perro.
¡Aunque sea difícil creerlo, todas las cartas enviadas antes del 31 de diciembre llegan el 1 de enero sin demora! El servicio postal japonés es fabuloso y ese día es cuando trabajan más duramente para que todos los buenos augurios lleguen en tiempo y forma.

El kanji de fin de año (今年の漢字): Desde 1995, la Japan Kanji Aptitude Testing Foundation (o Fundación del Examen de Aptitud en Kanji) elige el kanji del año en una ceremonia formal en el templo Kiyomizudera de Kioto. El kanji del año es el ideograma que mejor resume o define en pocos trazos lo que ha ocurrido durante el año en Japón, y que refleja algo importante del año que se cierra. El kanji de este año fue 北 (norte), supongo que debe tener relación con los incidentes con Corea del Norte.

Hatsumōde (初詣): es un término en el sintoísmo que se refiere a la primera visita de un santuario al comenzar el año nuevo. Algunas personas también eligen visitar un templo budista en vez de un santuario. Por lo general se piden en esta visita deseos para el nuevo año, se compran nuevos omamori (amuletos o talismanes) y se devuelven al templo los amuletos del año anterior para ser quemados. También se hace la prueba del toso (sake especial de año nuevo) y la compra del omikuji, una especie de oráculo que determina la suerte del nuevo año.
Las siguientes fotos de hatsumōde en Okinawa pero si tienen la oportunidad de ir a Meiji Jingu, háganlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Referencia:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *