Publicado el Deja un comentario

Un día en la vida de Marie Kondo, la famosa «gurú del orden»

ASÍ ES EL DÍA A DÍA DE MARIE KONDO
Ésto es lo que la hace feliz (además de doblar calcetines).

Nota original: ELLE DECOR
Marie Kondo, autora del libro «La magia del orden»

En uno de los post de su blog, la gurú del orden Marie Kondo, da tips para aumentar tu productividad y cuenta cómo ha organizado su rutina diaria para para empezar el día con energía.

«ME ESFUERZO POR MANTENER MI HOGAR CÓMODO Y LLENO DE ENERGÍA POSITIVA TODO EL DÍA».

Marie Kondo se levanta a las seis. Hasta ahí, normal, como muchas personas. No aclara si le da rabia cuando suena el despertador pero seguramente no soltará mucho improperio. Simplemente, no le pega.

Lo primero que hace es abrir todas las ventanas –tendrá cuidado con las corrientes– para ventilar. Una costumbre muy sana y muy habitual. Damos por sentado que no es necesario tomar nota de este paso porque lo hace (casi) todo el mundo. Luego, para purificar el ambiente, quema incienso. Para ella crear un ambiente confortable y positivo ayuda a empezar bien. Y, para terminar con estos ritos recién levantada, dice una oración dando gracias por la salud de su familia y su equipo y renueva su determinación de hacer en el día todo lo que pueda.

Una vez purificada y rezada, se arregla, aunque trabaje en casa. Nada de quedarse en pijama si no vas a salir –adiós al ícono de los amantes del dolce far niente–. Según Marie Kondo, vestirse y arreglarse de working girl es un punto fundamental para sentirse productiva. Y así, bien aseada, se sienta en su escritorio y prepara una lista de todas las tareas que tiene que hacer en el día. Y todas es TODAS, hasta la más mínima, desde doblar la ropa a contestar emails.
No desesperes, hay que anotar todo con un orden de prioridades. Después va tachando (perdón, poniendo checkmark, que es más «konmari»). Ir viendo todo lo que ha hecho hace que se sienta bien. ¿A que sí?

Atención, esto es importante: cada día se coordina con su pareja. Buen consejo, aunque ella lo llevó al extremo de la requeteorganización: cuando se casó con su marido, crearon una hoja de cálculo compartida en la que irían anotando las tareas diarias. Cuando cada uno hacía algo lo anotaba en el documento y el otro enviaba una nota de agradecimiento. No hay estudios sobre el tema pero, aunque el diálogo y el reparto de tareas es fundamental para una buena convivencia, desconocemos si todos los matrimonios aguantarían «la prueba de la hoja de Excel».

Cuando está agobiada (sí, ella se agobia también), escribe todo lo que tiene en la cabeza. Identifica los motivos de preocupación y analiza si puede resolverlos o no y cómo.“Reconocer que algo está fuera de mi control me ayuda a calmarme”, dice. Y si eso no funciona y necesita relajarse… ¡friega el suelo!

«MANTENER MIS MANOS OCUPADAS AYUDA A MI MENTE A ENCONTRAR QUIETUD.»

Presente en Netflix desde Enero 2019, la reconocida gurú del orden ayuda a sus clientes a deshacerse de lo que sobra y elegir la felicidad.

Termina de trabajar a las 6, porque no todo va a ser doblar camisetas, hacer reality para Netflix y mover su maquinaria de marketing. Disfruta pasando tiempo con su familia y jugando con sus hijas. Cenan juntos y les lee un cuento antes de irse a la cama. No hay nada que decir, perfecto. Además no nos extraña porque sus niñas son una verdadera monada.

Ya con las niñas acostadas recoge las cosas que estén desordenadas. Dice que solo tarda 10 minutos, claro, es Marie Kondo ¿qué esperabas? Las devuelve «al lugar al que pertenecen» y les da las gracias por su duro trabajo del día (sí, a las cosas). Se ha ganado un buen descanso y, para garantizar un sueño reparador, un último consejo: antes de irse a dormir echa aceites esenciales. Sus favoritos son la lavanda y amaderados.

Hasta mañana a las 6. ¡¡¡Felices konmariesueños!!!

WEBSITE: konmari.com
Publicado el Deja un comentario

Jardín seco de Ryoanji

Quizás una de las imágenes más famosas de los jardines secos japoneses (karesansui) sea ésta: el jardín seco de Ryoanji.

Jardín seco del templo Ryoanji, en Kyoto

El templo Ryoanji (龍安寺), es un templo budista zen situado en el norte de la ciudad de Kyoto, al lado de otro de los templos más famosos de la ciudad, el templo Kinkakuji. El templo Ryoanji fue construido en el periodo Heian como residencia aristocrática y fue convertido a templo budista zen de la secta Rinzai en 1450.

Construido probablemente a finales del siglo XV, el jardín seco del Ryoanji tiene forma rectangular y está compuesto de 15 rocas situadas sobre pequeños círculos de musgo rodeados de arena rastrillada. Hay muchas teorías sobre el significado del diseño del jardín. Hasta 2002, la más popular era que la disposición de las piedras formaba la figura de un tigre que cruzaba un estanque o varias islas en el mar llevando a sus crías, pero ese año, los investigadores se fijaron en qué forma creaba la arena rastrillada (y no tanto las rocas) y se descubrió la forma de un árbol.

Y es que sea como sea, lo cierto es que la armonía del jardín es innegable, lo que confirma que las piedras no se pusieron de casualidad, sino que fue una estructura pensada y meditada, aunque no sepamos nada más.

Artículo original: Japonismo Viajar a Japón: el templo Ryoanji de Kioto